Amortiguador Hidráulico Posterior Chevrolet Vitara 1.6 1988 a 1995, Grand Vitara 2.0 1996 al 2003, 2.5-2.7 2003 en Adelante, Grand Vitara SZ 2008 en Adelante (copia)

Code: DSAM022-343435-001
¡Oferta!

Marca: DLB (Korea Corporation)

Tipo: Hidráulico

Aplicación:

Chevrolet Vitara 1.6 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995

Chevrolet Grand Vitara 2.0 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

Chevrolet Grand Vitara 2.5 2.7 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021 2022

Chevrolet Grand Vitara SZ 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021 2022

Posición: Posterior Izquierdo/Derecho (LH/RH)

Garantía: 1 Año

El precio original era: $25,55.El precio actual es: $18,50. + IVA

In Stock

Descripción

Cuando debo cambiar los amortiguadores hidráulicos:

-Fugas de aceite: Si ves aceite alrededor del vástago del amortiguador, es una señal clara de que el amortiguador está dañado y necesita ser reemplazado.

-Kilometraje del vehículo: Los fabricantes recomiendan cambiar los amortiguadores cada 60,000 a 80,000 kilómetros. Sin embargo, este número puede variar según las condiciones de conducción y el tipo de terreno en el que conduces.

-Desgaste irregular de los neumáticos: Si observas un desgaste irregular en los neumáticos, especialmente en los bordes, podría ser un signo de que los amortiguadores no están manteniendo los neumáticos en contacto adecuado con la carretera.

-Conducción irregular: Si sientes que tu vehículo rebota excesivamente al pasar sobre baches o al frenar bruscamente, los amortiguadores pueden estar gastados.

-Ruido: Los amortiguadores desgastados pueden producir golpes o ruidos inusuales al pasar por irregularidades en la carretera. Si escuchas estos ruidos, es posible que necesites reemplazar los amortiguadores.

-Inclinación o balanceo: Si sientes que tu vehículo se inclina hacia un lado al dar vueltas o se balancea demasiado al pasar por curvas.

Recomendaciones:

-Reemplaza los amortiguadores por pares: Siempre cambia los amortiguadores por pares, ya sea en el eje delantero o trasero. Esto garantiza un manejo equilibrado del vehículo.

Alineación y balanceo: Después de reemplazar los amortiguadores, asegúrate de realizar una alineación y un balanceo de ruedas. Esto garantizará un desgaste uniforme de los neumáticos y una conducción segura.

-Mantenimiento preventivo: Realiza un mantenimiento preventivo regular en tu vehículo. Esto incluye inspeccionar los amortiguadores durante el servicio de rutina y reemplazarlos cuando sea necesario.

-Carga adecuada: Evita sobrecargar tu vehículo, ya que esto puede ejercer presión adicional sobre los amortiguadores.

Consulta a un mecánico profesional que pueda proporcionarte una evaluación detallada y realizar el cambio de los amortiguadores de manera adecuada.

También te recomendamos…